Doble éxito para la campeona mexicana de las ranas

La ganadora del premio CLP descubre una nueva especie y gana un prestigioso premio de ciencia.

El bosque mesófilo de montaña del norte Oaxaca, un estado en el sur de México, es el hogar de muchas especies de ranas arborícolas que no se encuentran en otro lugar del planeta. Estas especies endémicas, junto a otras poblaciones de anfibios a lo largo del globo, están amenzadas por el cambio climático, la pérdida del habitat y la dispersión del mortal hongo quitridio. Los anfibios son un grupo poco estudiado en México y la Dra. Edna Leticia González Bernal ha estado trabajando intensamente para investigar y conservarlos con el apoyo de comunidades locales. El Programa de Liderazgo para la Conservación (CLP por sus siglas en inglés) estuvo encantado en unirse a Edna en su viaje cuando le otorgamos a su equipo el  Premio Conservacionista Futuro.

Incluso antes de solicitar a CLP el financiamiento del proyecto, Edna comenzó a conectarse con la red CLP a través de nuestro programa Alumni Ambassador. A través de esta iniciativa, los antiguos beneficiarios de CLP se ofrecen como voluntarios para proporcionar comentarios a los solicitantes actuales sobre sus propuestas de proyectos. Más tarde, Edna reveló cómo los consejos ofrecidos por uno de nuestros Embajadores ayudaron a formar no solo su proyecto, sino también su visión de las relaciones entre donatarios y donantes. Posteriormente, su equipo recibió fondos de CLP para ejecutar el proyecto de 2016, Previniendo la desaparición de tres especies de ranas arborícolas de Oaxaca, México.

El premio CLP incluye una invitación para que un miembro del equipo asista al Taller de Liderazgo y Administración de Conservación de CLP durante dos semanas. Edna representó a su equipo en este taller en Alberta, Canadá, en junio de 2016. Hizo contribuciones clave al curso y también se llevó a casa valiosas habilidades y conocimientos que informarían la entrega del proyecto CLP. Edna no tiene dudas de que la capacitación mejoró su capacidad para diseñar y liderar el proyecto, y también reconoce los beneficios más amplios del premio: “Más que una asociación de financiamiento, CLP se ha convertido en el constructor de una red de conservacionistas en todo el mundo. “


Después del curso de capacitación, Edna y su equipo llevaron a cabo estudios de poblaciones de anfibios en áreas inexploradas con el objetivo de redescubrir especies, probar la presencia de hongos quitridio y recopilar datos de referencia para estimar la densidad de población de varias especies. El proyecto fue diseñado para involucrar a los miembros de la comunidad local en un programa de monitoreo, lo que permite a las comunidades conocer el valor de los anfibios y garantizar que la recopilación de datos pueda continuar en el futuro una vez finalizado el proyecto. El objetivo final fue aumentar el conocimiento científico y social sobre las especies de anfibios en el área y contribuir con nueva información que pueda respaldar el mantenimiento de un “área conservada indígena y de la comunidad” (ICCA).

Durante su trabajo de campo, el equipo encontró una rana que no pudo identificar. Después de más investigaciones y documentación, el equipo publicó su descubrimiento de una nueva especie, Charadrahyla esperancensis, en la revista científica Zootaxa. Todas las ranas del género Charadrahyla son endémicas de México; este descubrimiento eleva el número de especies conocidas del género a siete. Esta especie tiene un hocico protuberante y manchas amarillas en sus extremidades. Parece capaz de viajar distancias relativamente largas, comportamiento que en realidad puede ponerla en riesgo; las ranas pueden ser matadas por los autos cuando cruzan carreteras en las noches lluviosas. La especie también enfrenta amenazas potenciales del cambio climático, la fragmentación del hábitat y el hongo quitridio, que pueden causar, entre otros síntomas, falta de partes bucales en la etapa de renacuajo. El equipo ha nombrado a esta nueva especie “rana La Esperanza”, en primer lugar para reconocer las actividades de conservación de la comunidad local (La Esperanza)  y en segundo lugar para demostrar que, a pesar de la crisis que enfrentan, todavía hay esperanza  de que podamos conservar anfibios , descubrir nuevas especies e incluso redescubrir especies que se presumen extintas.


Si el descubrimiento de una nueva especie de rana por parte de su equipo fue un hito importante para Edna, también lo fue la noticia de que ella misma había sido seleccionada para recibir el prestigioso premio L’Oréal National Fellowship 2017 para las mujeres en la cienca en reconocimiento a sus logros recientes. El entusiasmo y el compromiso de Edna con su trabajo son evidentes en el video de L’Oréal. A medida que su extraordinario viaje de conservación continúe, seguiremos el progreso de Edna con gran interés y esperamos informar sobre su trayectoria.

Enlace Original

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s